Requisitos de los materiales de envoltorio y embalaje suministrados por el pequeño comercio

A continuación enumeramos una serie de requisitos que deben cumplir los materiales de envoltorio y embalaje suministrados por el pequeño comercio:

-   Son atractivos, procurando utilizar aquellos materiales y diseños acordes con la imagen que se quiere transmitir de la empresa.

Personalizar los materiales de envoltorio y embalaje es un excelente medio promocional del establecimiento. Además de incluir los datos propios del establecimiento (nombre comercial, dirección, teléfono, etc.) se pueden añadir determinados mensajes.

 -  Son adecuados en cuanto a tamaño y resistencia, y cómodos para el cliente. 

Es aconsejable prever diferentes materiales, colores y diseños para envolver los artículos: regalo; Navidad; etc.

En el caso de productos frágiles se preverá envoltorios que minimicen el riesgo de roturas y desperfectos durante su transporte.

Para el envió de productos por correo o transportista se pondrá especial cuidado en la elección de aquellos envases y embalajes que preserven la integridad e los productos.

 -        Cumplen con lo exigido por la legislación.

En el caso de establecimiento de venta de productos de alimentación perecederos, los envases y embalajes que entran en contacto directo con los productos, mantienen las adecuadas condiciones de conservación, higiene y limpieza, están fabricados con materias primas autorizadas y no transmiten sustancias tóxicas que pueden contaminar los productos o cambiarlos de composición o de caracteres organolépticos.

Símbolo utilizado para indicar la conformidad con la legislación vigente, si bien se puede sustituir por la leyenda “para uso alimentario”.

Razones para aprender alemán

Si me lo permitís os expongo 7 razones para aprender alemán:

1. Lo hablan 100 millones de personas.

El Alemán es idioma oficial en Alemania, Austria, Suiza y Luxemburgo y es el idioma más hablado en Europa después del inglés. En el mundo el alemán se encuentra entre los 10 idiomas más hablados.

2. Aumenta tus posibilidades profesionales.

Alemania es la potencia económica más importante en la Unión Europea y la tercera más grande del mundo, destacado por sus importaciones y exportaciones. Una gran cantidad de empresas internacionales están ubicadas en Alemania.

3. Amplia tus horizontes culturales.

El Aleman es uno de los idiomas más importantes en la ciencia, filosofía, literatura, historia, cine, arte y música. El alemán es el idioma de Goethe, Kant, Nietzsche, Einstein, Mozart, Bach, Freud, Kafka y muchos más. Aprender alemán te ofrece la posibilidad de familiarizarte con las obras en el idioma original.

4. Te permite estudiar e incluso investigar en Alemania.

Muchos extranjeros van a Alemania para estudiar o investigar en las numerosas universidades e institutos de investigación. Se encuentra en la tercera plaza mundial de los países más populares para estudiar. El sistema educativo alemán se basa en una larga tradición. La Universidad más antigua de Alemania es la Universidad Ruprecht-Karls de Heidelberg. Fue fundada en el año 1386. Las universidades alemanas además gozan una buena reputación internacional.

5. Te da la oportunidad de conocer la cultura de los países germanoparlantes.

Millones de turistas viajan cada año a los países del idioma alemán. Van para conocer el castillo del rey Luis de Baviera, para ver los Alpes que se comparten Austria, Alemania y Suiza o para tomar una de las famosas cervezas en el Oktoberfest o en el Hofbräuhaus.

6. Acceder a contenidos interesantes en Internet.

7. No es tan difícil como lo pintan.

– Hay elementos de vocabulario que no nos son tan ajenos: Auto – coche; Banane – plátano; Musik – música; Professor – profesor; studieren – estudiar.
- Tiene similitud con el inglés: Vater- father; Sohn-son; Winter-winter. Y además es mucho más fácil de pronunciar y de leer que el inglés o el francés (aunque te parezca extraño).

Acción 21 te propone su curso de Alemán, nivel principiantes, 20 horas. Solicita información en la siguiente dirección electrónica: joseluis@accion21.es

 

Respuestas ante el conflicto

Los estilos de respuesta se pueden clasificar en cuatro actitudes:

–       TRANSFERENCIA O EVASIÓN: Se elude responsabilidad propia, formulando evasivas o argumentos para minimizar el problema. Por lo tanto, el sujeto no asume su responsabilidad en las causas que han motivado el problema y no se molesta en buscar soluciones. El principal inconveniente de este tipo de respuesta es que suele agravar el problema inicial.

–       REPROCHE. Se responsabiliza a la otra parte –receptor o emisor- como “culpable” de la situación. Esta actitud contribuye a iniciar la “espiral del conflicto” ya mencionada con anterioridad.

–       AUTOINCULPACIÓN. El trabajador se culpabiliza a sí mismo del problema, asume su error y se coloca en una posición de inferioridad respecto al cliente, supervisor, etc. Este tipo de actitud  de “autodescalificación”, no identifica todas las causas que han provocado el problema, ya que algunas de ellas, pueden tener su origen en otras personas, incluso en los responsables de la empresa.

–       ASERTIVA. Es la que se recomienda para la resolución de situaciones conflictivas, porque se centra en la resolución del conflicto de manera satisfactoria para las partes implicadas. En este planteamiento poco importa la causa o el error, lo importante es buscar una solución satisfactoria.

La dinámica de un conflicto

Un ejemplo típico de la dinámica de un conflicto entre dos personas (emisor del mensaje y su destinarario, el receptor) sería el que sigue:

  •  Paso 1. Aparece una causa que crea el conflicto.
  • Paso 2. Una de las partes se siente confusa o desorientada, planteando el problema de manera hostil y dejándose llevar por la emoción.
  • Paso 3. El receptor percibe la crítica negativamente, se siente ofendido y responde en la misma línea.
  • Paso 4.  El emisor, se siente aun más tenso y responde con otro ataque.

El resultado es que la situación se traduce en lo que se conoce como la ESPIRAL DEL CONFLICTO. En lugar de buscar una solución, las partes se sienten atacadas, creándose una situación donde lo único que importa es VENCER al otro.

Responder a la ira con ira no es productivo porque perjudica la imagen de la empresa, al profesional y representa, en la mayoría de los casos: la perdida de un cliente y de todos los que el ofendido tenga capacidad de influir o de convencer o el deterioro del clima laboral en la empresa.