Schaurig traurig – Die Prinzen

Schaurig traurig – Die Prinzen

Mein Kaffee ist alt, die Schokolade ist alle,
was ich auch tu’, gar nichts macht mir Spass
Die Platten hab ich alle schon tausendmal gehoert,
draussen regnet’s, alles wird ganz nass
Und ich bin traurig, so schaurig traurig
Der Fernseher laeuft
und geht mir ziemlich auf’n Geist,
ich warte auf dich,
doch das hat wohl keinen Sinn,
versuch dir zu schreiben und zerreisse den Brief,
ich frag mich laufend, warum ich alleine bin
Und ich bin traurig, so schaurig traurig
Komm lass dir erklaer’n,
ich wollt dich wirklich nicht kraenken,
dass du mir egal bist, darfst du echt nicht denken
Komm, lass uns mal reden, hau nicht einfach ab,
komm lass uns mal reden
Denn ich bin traurig, so schaurig traurig
Das Telefon schweigt
und macht mich voellig verrueckt,
warum rufst du nicht an,
warum meldest du dich nicht?
Nur ein kleines Zeichen,
nur ein winziges Signal,
nur ein Wort, nur ein Laecheln,
nur ein kleines Licht
Denn ich bin traurig, so schaurig traurig
Mi café está frío, el chocolate es todo,
lo que hago, nada me gusta
Los discos los he oído mil veces,
fuera está lloviendo, todo está mojado
Y estoy triste, tan triste, miedo
La TV funciona
y me pone nervioso,
Te espero,
pero probablemente no tiene sentido,
Intento escribirte la carta y la destruyo, Constantemente me pregunto por qué estoy solooy triste, tan profundamente triste
Ven deja que te explique
Yo realmente no quiero ofenderte,
no tienes que pensar que no me importas,Vamos, es hora de hablar, no sólo de obtener,
Vamos, Hablemos
Porque estoy triste, tan profundamente triste
El teléfono no suena
y me trastorna,
¿por qué no llamas,
por qué no te pones en contacto?
Sólo un pequeño gesto,
sólo una pequeña señal,
sólo una palabra, sólo una sonrisa,
sólo un poco de luz
Porque estoy triste, tan profundamente trist

Efecto Pigmalión

¿De qué manera pueden verse alterados nuestros comportamientos a partir de las creencias que tienen los demás sobre nosotros? ¿Las expectativas favorables que sobre nosotros tiene nuestro entorno de afectos y amistades pueden llevarnos a llegar más allá de lo que esperamos? O, por el contrario, ¿cuántas veces ni lo hemos intentado o nos ha salido mal, movidos por el miedo al fracaso que otros nos han transmitido, por su falta de confianza o por su invitación a la resignación y al abandono?

No es descabellado afirmar que en cada día de nuestras vidas suceden actos porque, consciente o inconscientemente, estamos respondiendo a lo que las personas que nos rodean esperan de nosotros, para lo bueno y para lo malo. Lo que los demás esperan de uno puede desencadenar un conjunto de acciones que nos lleven mucho más allá de lo que podemos imaginar, en lo mejor y en lo peor. Este principio de actuación a partir de las expectativas de los demás se conoce en psicología como el efecto Pigmalión.

 Tan curioso nombre nace de la leyenda de Pigmalión, antiguo rey de Chipre y hábil escultor. En sus Metamorfosis, Ovidio recreó el mito y nos contó que Pigmalión era un apasionado escultor que vivió en la isla de Creta. En cierta ocasión, inspirándose en la bella Galatea, Pigmalión modeló una estatua de marfil tan bella que se enamoró perdidamente de la misma, hasta el punto de rogar a los dioses para que la escultura cobrara vida y poder amarla como a una mujer real. Venus decidió complacer al escultor y dar vida a esa estatua, que se convirtió en la deseada amante y compañera de Pigmalión.

 Hoy en día, se utiliza la expresión “efecto Pigmalión” para describir el siguiente fenómeno psicológico: “El efecto Pigmalión es el proceso mediante el cual las creencias y expectativas de una persona respecto a otra afectan de tal manera en su conducta que la segunda tiende a confirmarlas. Del mismo modo que el miedo tiende a provocar que se produzca lo que se teme, la confianza en uno mismo, ni que sea contagiada por un tercero, puede darnos alas”

 Aplicamos el efecto Pigmalión constantemente en nuestras vidas, algunas veces para bien (confiando) y otras para mal (desconfiando).

La danza de las abejas

La comunicación es un proceso que forma parte de nuestra realidad cotidiana. Cualquier grupo humano, por muy primitivo que sea, necesita comunicarse para poder desarrollarse y convivir. Es precisamente cuando se presentan dificultades en el proceso cuando surgen las dificultades y los conflictos. Pero la comunciación no es exclusivo de los humanos.

Las abejas han desarrollado un sistema de comunicación muy sofisticado. Cuando una abeja ha encontrado abundante néctar, avisa al resto mediante la denominada “danza de las abejas” que consiste en movimientos circulares, con una inclinación de la trayectoria en relación al sol y una velocidad que permite informar al resto de las abejas de la distancia y la posición donde se encuentran las flores.

Si quieres ver un video sobre la “danza de las abejas”, puedes hacerlo en esta dirección:

Sich verabschieden auf Deustch.

Sich verabschieden

Despedirse

Tschüss (chuss) adiós
Ciao (chao) adiós
Ade (ade) adiós
Auf Wiedersehen
(auf viederseen)
nos vemos
Auf Wiederhören
(auf viiderjoren)
adiós (sólo por teléfono)
Bis bald (bis balt) hasta pronto
Bis später (bis spaeta) hasta luego
Mit freundlichen Grüßen
(mit froindlijen grusen)
saludos cordiales (despedida formal en cartas o e-mails)
Mit herzlichen Grüßen
(mit jerzlijen grusen)
un afectuoso saludo (despedida informal en cartas o e-mails)

Gesto solidario de frescoszaragoza.com

Frescoszaragoza.com se solidariza con las familias con dificultades económicas donando una cesta de productos frescos a ASPANOA. En los tiempos que vivimos iniciativas como esta nos recuerda la importancia de fomentar la solidaridad con aquellas familias, que además de tener uno de sus miembros enfermo, padecen las consecuencias de la actual coyuntura económica.